Diagnósticos y planes para la igualdad

Un diagnóstico es un análisis detallado del grado de igualdad de mujeres y hombres en la empresa o entidad con objeto de detectar oportunidades de mejora y diseñar una intervención global a favor de la igualdad. El diagnóstico ha de realizarse utilizando una combinación de técnicas de investigación social de corte cuantitativo y cualitativo y contar con la participación de la plantilla y la representación de las personas trabajadoras.

El diagnóstico debe de recoger información relativa a:

  • El perfil de la organización, su ámbito de actuación y sus relaciones con el entorno.
  • Características de la plantilla (sexo, edad, nivel de estudios, categorías profesionales, distribución por departamentos y niveles jerárquicos, antigüedad y las retribuciones por categoría profesional, responsabilidades profesionales, etc.
  • Gestión de personas (reclutamiento y selección, formación, promoción, política salarial, salud laboral, comunicación, conciliación de la vida personal, laboral y familiar, y análisis de las posibles situaciones de violencia de género y de acoso sexual y por razón de sexo).
  • Análisis de los productos y servicios de la entidad y de otros planes y políticas de la organización.
  • Opiniones y sugerencias del personal (grado de aceptación e implicación del personal en el impulso de la igualdad, valoración de la influencia de los roles sociales en el trabajo, propuestas del conjunto de la plantilla).

Para apoyar el proceso de elaboración de un diagnóstico, Emakunde ha publicado esta herramienta metodológica de tipo cuantitativo que habrá de ser completada con otras:

 

El Plan de actuación para la igualdad es un conjunto de medidas concretas destinadas a dar respuesta a las áreas de mejora detectadas en el análisis y valoración contenido en el diagnóstico.

El Plan debe de tener los siguientes elementos y características:

  • Estructurado por áreas de intervención.
  • Plurianual y temporalizado.
  • Presupuesto destinado y personas/departamentos responsables de la ejecución de cada acción.
  • Resultados esperados en términos de disminución de las diferencias entre mujeres y hombres.
  • Sistema de seguimiento y evaluación del Plan.
  • Comisión responsable en la implantación, seguimiento y evaluación del Plan.
  • Proyección exterior en cuanto a actuaciones referidas a ser entidad tractora en igualdad, contratación externa, compras y a la prestación de servicios y productos.

Es fundamental que la elaboración del diagnóstico y plan para la igualdad se haga con apoyo de personas expertas en igualdad. Emakunde pone a disposición de las entidades interesadas una relación de Consultoras Homologadas para la prestación de asistencia técnica en materia de igualdad.

http://www.emakunde.euskadi.net/empresa-organizaciones/-/informacion/consultoras-homologadas/

Además, Emakunde dispone de materiales de apoyo:

http://www.emakunde.euskadi.net/empresa-organizaciones/-/informacion/materiales-ayuda/

Euskadi, bien común