Marco legal

El objetivo último de trabajar con las empresas es el de incidir positivamente en la igualdad de mujeres y hombres a través de la mejora en la gestión de las personas en las organizaciones.

La necesidad de establecer planes de igualdad en las organizaciones surge por la constatación de la discriminación y persistencia de los estereotipos sociales respecto al trabajo de hombres y mujeres. El mantenimiento de modelos rígidos de carrera profesional, sigue impidiendo el pleno aprovechamiento de la creatividad, cualificación y capacidades que aportan las mujeres al mundo empresarial. En este sentido, la óptima gestión de las personas y, consiguientemente, la plena incorporación de las mujeres a la vida profesional superando la segregación existente en el mercado laboral y revalorizando el trabajo de las mujeres, supone uno de los factores consustanciales del crecimiento, el empleo y la competitividad.

Los sucesivos planes de igualdad aprobados por el Gobierno Vasco, así como la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la igualdad de mujeres y hombres han sido el organizaciones_marco que ha permitido y amparado el impulso y desarrollo de medidas para la promoción de la igualdad en el ámbito de las empresas. Posteriormente, la Ley Orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres ha incidido en el mismo sentido estableciendo la obligatoriedad de que todas las empresas de más de 250 trabajadores o trabajadoras dispongan de un plan para la igualdad.

Fecha de última modificación:  09/01/2015
Euskadi, bien común