Primavera 2011 - Nº 80

Sumario
Artículos

Europa firma un convenio para luchar contra la violencia de género

Se llama “Convenio europeo para la lucha contra la violencia doméstica y hacia la mujer y su prevención” (CETS 210), es el primero presentado por el Consejo de Europa que ha sido firmado por 20 Estados reunidos el ll de mayo en Estambul -entre ellos España- y con él, se pretende unificar las legislaciones en esta materia de todo el continente europeo. Se prevé que la gran mayoría de los 47 Estados que integran el Consejo ratifique también el acuerdo en sus respectivos países para incorporarlo a cada legislación. 
Una vez que el texto sea ratificado por los países miembros, éstos deberán modificar sus legislaciones nacionales para incorporar el delito de “violencia de género” en los códigos penales propios y adaptar las leyes y reglamentos internos a las medidas de prevención y educación.
El convenio consta de 81 artículos que pretenden unificar las leyes en materia de violencia de género de todos los Estamos miembros, a excepción de El Vaticano, Bielorrusia, Kazajistán y otros no reconocidos como Kosovo, Abjasia, Osetia del Sur, Nagorno-Karabaj o la República Turca del Norte de Chipre y Transnistria.
Sustancialmente, el convenio prevé medidas contra la violencia física y sexual, los matrimonios forzosos, la ablación del clítoris y los crímenes de honor, además de hacer hincapié en los elementos de prevención y educación contra el sexismo. Además, se garantiza la protección y la defensa legal gratuita a las víctimas de la violencia de género y pide la institución de centros de apoyo a las víctimas. La legislación española en esta materia ha servido de modelo, sobre todo los capítulos relacionados con la prevención y la educación.
Se garantiza la defensa legal gratuita a las víctimas de la violencia de género y se tendrá que apoyar económicamente a las asociaciones que se dedican a luchar contra esta lacra. El convenio prevé la creación de un grupo de trabajo independiente, que se llamará Grevio, para examinar si los países que han ratificado el documento cumplen sus compromisos.

Euskadi, bien común