Otoño 2012 - Nº 86

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Revista
 
Sumario
Artículos
Emakunde en marcha

Las tecnologías de la Información y la Comunicación a nuestro servicio

Mentxu Ramilo Araujo, doctora en Ciencias Políticas y de la Administración

A lo largo de la historia, la relación de las mujeres con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ha sido variada: desde mujeres tecnólogas invisibilizadas; pasando por mujeres que tratan de visibilizar el uso de las TIC; a las que utilizamos habitualmente las TIC en nuestra vida profesional o personal. Pero también existen mujeres que por los motivos o las razones que sean, no utilizan las TIC, quizá porque desconocen para qué les pueden servir, piensan que es costoso (en dinero y en tiempo de aprendizaje), consideran que no pueden estar al día de lo nuevo que aparece y que con lo que ya saben es suficiente, no han encontrado una motivación o simplemente no tienen interés en utilizarlas.

Hoy es bastante habitual utilizar Internet para un sinfín de actividades y cada vez es más frecuente ver o usar dispositivos como netbooks, tablets, smartphones que nos permiten acceder a Internet y a múltiples aplicaciones para informarnos, comunicarnos, trabajar de forma más eficiente o divertirnos. 

La historia de las TIC y el papel de las mujeres

Hasta finales del siglo XX, la visibilidad y el reconocimiento de las mujeres por sus aportaciones al desarrollo tecnológico, como en muchos otros ámbitos, ha brillado por su ausencia. Esta situación ha cambiado en los últimos años gracias a la realización de estudios, investigaciones y literatura que trata de poner en valor y reconocer el papel de las mujeres.  

Así, una mujer, Ada Lovelace (1815-1852), hoy en día es considerada la madre de la programación informática, mientras que durante su vida y hasta muchos años después, no se reconoció su trabajo. Otro ejemplo lo encontramos en la ENIAC, que fue una de las primeras computadoras fabricadas en Estados Unidos en los años 40 del siglo XX. Sus ingenieros se hicieron famosos, mientras que nunca se reconoció a las seis mujeres de la ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer) que se ocuparon de su programación. Hasta la década de los años 80, se dijo incluso que las mujeres que aparecían fotografiadas junto a esta computadora eran sólo modelos que posaban junto a la máquina. Las descubrió en 1986 Kathryn Kleiman al realizar una investigación en Harvard sobre el papel de las mujeres en la computación. Estas mujeres sentaron las bases de la programación, haciéndola sencilla y accesible y desarrollaron los primeros programas de software. 

Podríamos seguir con más ejemplos, pero a quien tenga interés en visibilizar, poner rostro, nombres y apellidos a más mujeres que han contribuido a desarrollar las TIC, le invito a bucear en la página de Wikipedia sobre “Mujeres en Informática” o en la web del proyecto “Una historia invisibilizada” de la iniciativa Enredadas2.0 del Instituto Asturiano de la Mujer.

Mujeres que visibilizan el uso de las TIC

Siguiendo con el propósito de visibilizar el papel de las mujeres en torno a las TIC, el colectivo DonesTech comenzó en el año 2006 un proyecto de investigación para conocer el acceso y usos de las tecnologías por las mujeres en Catalunya y luego en el Estado español.

El proyecto llamado Código Lela, recopila en una primera parte, literatura sobre mujeres y tecnologías y estadísticas de acceso y uso de las TIC por las mujeres. En la segunda parte  recoge un exhaustivo análisis del perfil de las mujeres tecnólogas de sus motivaciones para utilizar las TIC, de los usos que hacen de las tecnologías, etc. Finalmente el estudio termina con una serie de propuestas de actuación para fomentar la inclusión y uso de las TIC por parte de las mujeres. Como fruto de las entrevistas en profundidad realizadas a lo largo del proyecto, realizaron un documental titulado “Descifrando el código Lela: El día que me enrollé con la tecnología” sobre los usos, relaciones y prácticas de las mujeres con las TIC. DonesTech continúa realizando una importante labor con nuevas investigaciones relacionadas con las mujeres y las TIC.

Usos habituales de las TIC (trabajo, comunicación, ocio)

El uso de la tecnología es hoy mucho más sencillo que hace años, donde eran necesarios conocimientos de informática y de programación. La aparición de herramientas y servicios que podemos utilizar con facilidad, hacen que hoy sea más sencillo que nunca informarnos, lanzar nuestro mensaje en Internet, que se nos escuche, que podamos establecer comunidades de interés o trabajar de forma colaborativa. Para ello, los buscadores, los weblogs, las redes sociales o las páginas wikis son algunas de las herramientas a nuestro alcance.

Sin embargo, aunque el acceso a la tecnología y el uso de sus aplicaciones es cada vez más fácil e intuitivo, sigue existiendo una brecha digital de género que es "un problema" ya que la habilidad para utilizar Internet es cada día más necesaria, tanto para obtener mejores resultados académicos como para conseguir mejores puestos de trabajo y realizar mejor nuestra actividad laboral.

El estudio "La brecha digital de género en España: Análisis multinivel (España, Europa, Comunidades Autónomas)  presentado en mayo de 2012 por el Observatorio e-igualdad dela Universidad Complutense de Madrid y financiado por el Instituto dela Mujer señala que la brecha digital entre hombres y mujeres se ha reducido en los últimos años de un 26% a un 7,2% en España, pero que persisten y se superponen las tres brechas digitales de género, que refuerzan su influencia negativa sobre la incorporación efectiva de las mujeres ala SI y la igualdad de género. Estas son:

  1. Brecha de acceso a la tecnología (de carácter cuantitativo), que impide que las mujeres se incorporen y participen enla Sociedaddela Informaciónen igualdad de condiciones
  2. Brecha de uso, relacionada con la utilización que se hace de las TIC. Marca el grado de incorporación efectiva (mayor alcance, cualitativo). Diferencias en la intensidad, usos y habilidades).
  3. Brecha de uso de los servicios TIC más avanzados (de carácter cualitativo). Diferencias en el aprovechamiento de las aplicaciones más innovadoras de Internet, que se proyectan hacia el futuro (entornos en los que se diseñan y construyen las aplicaciones tecnológicas).

Esta tendencia disminuye conforme aumenta la proporción de personas jóvenes que acceden a Internet y hacen uso de las TIC. Las diferencias se concentran en los tipos de usos y en particular en los más avanzados. Los hombres se incorporan con facilidad a la utilización de los formatos más novedosos. Y a medida que los usos y servicios van madurando o se extienden, se reducen las diferencias de género.

Encontrar una motivación para tejer redes y reducir brechas

Por eso, es fundamental tener una motivación y un interés para acercarse a las TIC. Y son infinitas las motivaciones que pueden llevarnos a decidir conectarnos a Internet. Algunas podrían ser: acceder a la información de forma directa, comunicarnos y compartir imágenes, vídeos, textos con otras personas, publicar en Internet nuestras ideas y reflexiones, trabajar con otras personas en un proyecto, etc.

Hoy en día, con unos conocimientos básicos que podemos adquirir de forma autodidacta, preguntando a nuestra familia o amistades, asistiendo a un curso de Internet básico de KzGunea u otros cursos, etc… conseguiremos las habilidades necesarias para acceder a Internet. Con la llegada de los smartphones y las tablets, los conocimientos necesarios para acceder a Internet se simplifican bastante, ya que los pasos que hay que dar para conectarse son menos y el uso de iconos táctiles en lugar de teclear en el ordenador, puede facilitarnos la navegación.

(In)formarse para sacar mayor partido a las TIC

Emakunde en 2010, dentro del proyecto EmakumeakSarean del Plan Euskadi en la Sociedad de la Información, realizó un encuentro con un título sugerente “Mujeres que para la igualdad se enredan diferente” para conocer las necesidades formativas de las asociaciones de mujeres. Aprovechando la red KzGunea de centros de formación tecnológica de Gobierno Vasco, se diseñó el programa de cursos KZEmakumeak Sarean orientado específicamente a mujeres para mejorar sus habilidades en el uso de las TIC y el trabajo en red.

En junio de 2012, la Comisión de Mujeres Rurales de Euskadi y Katilu impulsaron el primer Barnetegi TICs&TECs, organizado por el Euskadi+Innova a través de SPRI, en colaboración con HAZI y el Consorcio de Inteligencia Emocional de Innobasque. Fue una oportunidad para compartir vivencias y descubrir usos prácticos de las TIC.

Un interesante repositorio de información podría ser el portal Enredadas2.0 del Instituto Asturiano de la Mujer, programa formativo en el que se trabaja con las mujeres para facilitar e incrementar el uso de las TIC al mismo tiempo que se fomenta su visibilidad en la red gracias al uso de herramientas 2.0.

Las TIC a nuestro servicio

En definitiva, son muchísimos los recursos en Internet para aprovechar las posibilidades que­­­­ nos ofrecen las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Es hora de encontrar aquella motivación que nos permita sacar el máximo beneficio a esas tecnologías, que están ahí, cerca y a nuestro servicio.

Euskadi, bien común