La asociación Askabide, Premio Emakunde a la Igualdad 2020 por su labor con las mujeres en contextos de prostitución y en situación de exclusión social

21 de diciembre de 2020

  • El Jurado hace extensivo el reconocimiento a otras entidades que trabajan con mujeres del entorno de la prostitución.
  • Reconoce su trayectoria de más de 35 años realizando acciones para mejorar la calidad de vida de este colectivo de mujeres

 

El Premio Emakunde a la Igualdad ha recaído en esta edición en la asociación Askabide, una entidad sin ánimo de lucro que desde 1985 trabaja por mejorar la situación en la que se encuentran las mujeres en contextos de prostitución en Euskadi o en situación de exclusión social. El Jurado ha otorgado este premio por unanimidad poniendo en valor la trayectoria de Askabide para mejorar la calidad de vida de este colectivo de mujeres.

 

El Jurado del Premio Emakunde a la Igualdad ha acordado por unanimidad otorgar el Premio Emakunde a la Igualdad en la Edición 2020 a la Asociación Askabide, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja por la normalización e integración social del colectivo de mujeres que ejercen la prostitución en Euskadi, así como de mujeres que se encuentran en situación de exclusión social.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha subrayado la importancia de que el Premio Emakunde a la Igualdad recaiga en un colectivo como Askabide. “Este tipo de asociaciones cumplen un papel fundamental en nuestra sociedad, llegando a lugares que muchas veces no podemos llegar desde las administraciones, conocedoras como son del terreno, y complementando el trabajo que hacemos desde las instituciones con las personas en situación de mayor vulnerabilidad”. Horren harira, Eusko Jaurlaritzak pandemian zehar kolektibo ahulenen oinarrizko beharrak asetzeko hartutako konpromisoa azpimarratu du.

Por su parte, la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, ha asegurado que “se le otorga este premio en reconocimiento público a su contribución de más de 35 años, a través de una intervención que ha abordado la prostitución desde una dimensión individual, por un lado, y desde una dimensión socio-comunitaria, por otro, con el diseño de estrategias flexibles que intentan dar respuesta a toda esa complejidad”.

Landaida ha recordado que existen distintas posturas, también dentro del feminismo, con respecto a la prostitución. Ha asegurado, en este sentido, que, en su opinión, la prostitución “es una práctica basada en relaciones desiguales de poder, tanto entre mujeres y hombres, como entre países ricos y pobres y que su existencia en un contexto de desigualdad no hace sino reforzar esa desigualdad”.  Sin embargo, ha señalado que “todo el mundo compartimos la necesidad de trabajar para mejorar la vida de las mujeres que aquí y ahora viven en contextos de prostitución y que se encuentran en una situación de exclusión social y esa es precisamente la labor que ejerce Askabide en colaboración con la administración”.

Landaida ha destacado que la Asociación Askabide ha logrado convertirse en un lugar de encuentro para estas mujeres, donde compartir sus preocupaciones, necesidades o sueños.

Por su parte, Miriam Santorcuato, presidenta de Askabide, ha destacado que la asociación trabaja tanto en intervención directa como en sensibilización de la sociedad con respecto a la visibilidad de estas mujeres y entre las dos estrategias clave ha señalado, por un lado, la prevención de la violencia, “que las mujeres prostitutas sufren continuamente” y el empoderamiento y capacitación de las mujeres para que tengan más oportunidades y más libertad de elección.

La intervención prioritaria en relación a las diferentes expresiones de violencia que sufren las mujeres en contextos de prostitución y de exclusión social, también ha sido, según ha explicado, otro argumento del Jurado para otorgar este Premio Emakunde a la Igualdad 2020, junto con la labor de Askabide en el ámbito de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.

Con este Premio se pone en valor la trayectoria de 35 años de trabajo de Askabide en el ámbito de la prostitución en Euskadi, además de visibilizar ante la sociedad en general, la situación de discriminación y vulnerabilidad de este colectivo de mujeres. El Jurado quiere hacer extensivo el reconocimiento a otras entidades que trabajar en contextos de prostitución.

El Jurado del Premio Emakunde está constituido, además de por representantes del Instituto Vasco de la Mujer,  por representantes de diputaciones forales, EUDEL, de la comisión consultiva y personas expertas en igualdad. 

Desde los años 80

Askabide tiene un amplio recorrido que comenzó en los años 80 en Bilbao, por la inquietud de un grupo de personas voluntarias ante la realidad de la prostitución en algunos barrios, una situación agravada en aquella época debido a la escasez de cobertura social para este colectivo de mujeres, así como por la aparición de la enfermedad del SIDA.

Desde entonces, se han desarrollado numerosas acciones y proyectos que han supuesto la mejora de aspectos significativos en la calidad de vida de mujeres que provienen del entorno de la prostitución en Euskadi. El compromiso con el principio de igualdad y el trabajo desde una perspectiva de género ha tenido un fuerte arraigo en Askabide, que emplea la información como instrumento de una intervención encaminada a fomentar la autonomía, la igualdad y el empoderamiento de las mujeres.

En 2015, Emakunde otorgó a Askabide el reconocimiento de entidad colaboradora para la igualdad de mujeres y hombres. En la actualidad, la comisión de Igualdad de la asociación trabaja por velar que la perspectiva de género sea una línea transversal y estratégica que permita introducir las medidas necesarias para revisar continuamente su trabajo.

 

Finalidad del Premio

La finalidad del Premio Emakunde es reconocer públicamente la actuación de aquellas personas físicas o jurídicas, públicas o privadas que se hayan distinguido por su labor en el ámbito de la igualdad de mujeres y hombres. El premio tiene una dotación bruta de 14.400 euros y en 2020 se han recibido 28 candidaturas.

Desde que se constituyó un único Premio Emakunde a la Igualdad en 2006  han sido galardonadas Mari Jose Urruzola (a título póstumo) en 2006; la asociación Bagabiltza en 2007; La Asamblea de Mujeres de Bizkaia en 2008; Lilaton Taldea en 2009; Teresa del Valle, en 2010; los alardes mixtos de Hondarribia e Irun, en 2011; los Módulos psicosociales de Bilbao en 2012; la asociación la Posada de los abrazos en 2013; el Fórum Feminista María de Maeztu en 2014; la Red de Mujeres del Medio Rural de Araba y Hitzez “Baserriko Emakumeen Elkartea”, en 2015; la doctora en matemáticas Marta Macho en 2016; en 2017, la maestra clown Virginia Imaz, en 2018, el Máster en Igualdad de Mujeres y Hombres: Agentes de Igualdad de EHU-UPV, y el Máster en Intervención en Violencia contra las Mujeres de la Universidad de Deusto, y en 2019 la educadora feminista Concepción María Carranza.

 

 
Euskadi, bien común