Invierno 2011 - Nº 79

Sumario
Artículos

Fecha de publicación: 10/02/2011

Las ONG se movilizan en el Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina

Organizaciones no gubernamentales se han movilizado con el fin de que el 6 de febrero, declarado Día Mundial Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, sirva para poner de manifiesto la violación de los derechos fundamentales que supone esta práctica que afecta a tres millones de niñas y mujeres cada año en el mundo y que, según la Organización Mundial de la Salud, la han sufrido entre 120 y 140 millones de niñas y mujeres en al menos 28 países del mundo.
UNICEF estima que solo en África 70 millones de niñas y mujeres han sido sometidas a la ablación. En los últimos años esta práctica ha aumentado en Europa, Australia, Canadá y Estados Unidos, a consecuencia de la inmigración procedente de África y Asia. Según los datos de Red Activas, una plataforma formada por 12 ONG, en Europa hay 180.000 mujeres en riesgo de ser mutiladas y en España, más de 10.000.
Mujeres para el Diálogo y la Educación alerta sobre el aumento del riesgo, en un 43 por ciento, de que niñas menores de 14 años sufran mutilación genital en España. Se trata de niñas procedentes de Nigeria, Senegal, Gambia, Guinea, Mauritania, Ghana y Camerún.
Tal y como explica UNICEF, la ablación se practica como forma de mitigar la sexualidad femenina, también porque se cree que los genitales son sucios y antiestéticos, y porque simboliza el rito de iniciación de las niñas en la edad adulta. Además, se piensa que la mutilación genital es un precepto religioso. Lo cierto es que la ablación causa daños irreparables y puede causar la muerte, así como el contagio de SIDA y hepatitis, infecciones agudas y septicemia, entre otras enfermedades. A largo plazo es causa de infertilidad, infecciones crónicas, relaciones sexuales dolorosas y puede conllevar complicaciones durante el embarazo y el parto, tanto para las mujeres como para los recién nacidos.
Red Activas subraya que lo habitual es que la mutilación se haga sin anestesia, sin las condiciones higiénicas mínimas y no la lleven a cabo profesionales de la sanidad.
La ONG Plan ha puesto en marcha una campaña gracias a la cual ha ayudado, junto a la Asociación de Mujeres por el Futuro de las Mujeres (AFAF), a que diez pueblos de Guinea Conakry se hayan declarado libres de la mutilación genital femenina.
También la delegación navarra de Médicos del Mundo lleva trabajando desde hace tres años en la prevención de esta práctica en mujeres africanas, especialmente cuando van de vacaciones a sus países de origen. Este proyecto, que también impulsan las delegaciones de Aragón y Cataluña ha sido galardonado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad con uno de los IV Premios del Sistema Nacional de Salud.

Euskadi, bien común