Otoño 2011 - Nº 82

Sumario
Artículos

Editada una guía para prevenir la osteoporosis posmenopáusica

Elaborada por la Organización Médica Colegial (OMC), con el respaldo del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, se ha editado la “Guía de Buena Práctica Clínica en Osteoporosis Posmenopáusica. Prevención de Fracturas por Fragilidad”. De carácter práctico, con más de cien páginas, es un trabajo conjunto de profesionales de la Medicina de Familia y Ginecología que pretende mejorar la calidad asistencial y ayudar a ahorrar costes al sistema sanitario.
La osteoporosis, que literalmente significa “hueso poroso”, es una enfermedad ósea metabólica en la que la densidad y calidad óseas se han debilitado, de forma que se incrementa el riesgo de fractura. La pérdida ósea ocurre de forma “silenciosa” y progresiva, por lo que habitualmente no hay síntomas hasta que se produce la primera fractura, de ahí la importancia de su detección y tratamiento precoces.
Aunque puede afectar tanto a hombres como a mujeres, ellas la padecen  en mayor medida debido, principalmente, a la reducción de estrógenos asociada a la llegada del climaterio. Solo en España se estima que afecta al 35% de las mujeres mayores de 50 años y al 52% de quienes ya han cumplido los 70. En las mujeres, en los años inmediatamente posteriores a la menopausia es cuando existe un mayor riesgo, ya que en ese momento puede producirse hasta el 20% de la pérdida de masa ósea que experimentará una mujer en toda su vida. Entre Europa, Estados Unidos y Japón, se calcula que 75 millones de personas la padecen. La prevención ayuda a disminuir costes, ya que una fractura ósea por esta causa puede suponer un gasto de hasta 11.000 euros. El tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica puede mejorar significativamente la salud de millones de personas de todo el mundo y reducir el coste sanitario y social asociado a esta patología.

Más información

Euskadi, bien común