Otoño 2012 - Nº 86

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Revista
Sumario
Artículos
Emakunde en marcha

Emakumeak Sarean, un programa que busca continuidad

Alrededor de mil mujeres de 22 asociaciones se beneficiaron el año pasado del proyecto Emakumeak Sarean, unos cursos de formación digital organizados por la Dirección de Innovación y Sociedad de la Información, Emakunde y la Red de Centros KzGunea, que pueden tener continuidad en un futuro próximo. El 90% de estas mujeres son mayores de 45 años. En este reportaje cuentan su acercamiento a las nuevas tecnologías y el rendimiento que están obteniendo.

Tras una jornada de acercamiento a las Asociaciones de Mujeres celebrada en Bilbao en marzo de 2010, en la que participaron 80 mujeres, se vio la necesidad de diseñar un programa formativo específico para estas agrupaciones que se desarrollaría en la red de centros Kzguneak. Entre octubre de 2010 y junio de 2011 se impartieron 1.250 horas de formación en distintas localidades de la Comunidad Autónoma en torno a cuatro talleres: Iniciando el camino de las tecnologías, Incorporando avances en el uso de las tecnologías, Concreción del Plan de Comunicación de la Asociación y Sesión de asesoramiento.

No todas las alumnas le han sacado el mismo partido a esta iniciativa, ni personalmente ni en su propia asociación. Algunas, por no disponer de ordenador o de línea de internet; otras, por falta de tiempo, pero la mayoría de ellas coincide en que la experiencia ha sido positiva y estarían dispuestas a repetirla.

Lourdes Ochoa Arandia, presidenta de Dandai –una asociación que congrega a unas 130 mujeres, fundamentalmente vecinas del barrio donostiarra de Egia– comenta que las tres cuartas partes de las alumnas no tenía ni idea de lo que es un ordenador. “Había cuatro o cinco con cierto nivel que se fueron incorporando conforme fuimos avanzando el curso. Ellas se quedaron con ganas de más y el resto necesitaríamos reforzar algunas cosas. Por nuestra torpeza, fuimos muy lentas al principio y el final del programa lo vimos más aceleradamente”. Comenta que les dieron esa oportunidad y les metieron “el gusanillo”. En un tono burlón, agrega: “En nuestras familias hemos conseguido cierto estatus, porque ven que estamos al día, que nos interesamos por la actualidad”. Ahora las socias de Dandai se mandan correos electrónicos y la relación es más rápida. “Se ha creado mayor complicidad entre las usuarias de internet, pero sin discriminar a las demás. Las más avanzadas son las que están actualizando el blog”.

La alavesa Celia González Núñez opina que es “forzoso” ponerse al día con cursos de este tipo porque ya todo está informatizado. Ella lo hizo a los 69 años, como otra docena de mujeres de la Asociación cultural Amas de Casa de Alegría-Dulantzi que sin complejos acudieron a las doce clases que se organizaron en horario de mañana. “Como en nuestra sede solo tenemos un ordenador, las clases fueron en la Biblioteca Municipal. Nos enseñaron desde el principio, desde encender el ordenador a consultar en Internet y enviar correos”. Ha habido quien ha ampliado estos conocimientos con cursos de la EPA (Educación de Personas Adultas) y otras no han podido practicar lo aprendido porque no tienen ordenador en casa. Por este mismo motivo, la comunicación entre las socias se sigue realizando a través del teléfono. Desde febrero, Celia tiene conexión a Internet en su domicilio, navega sin problemas y si tiene alguna duda se la consulta a sus hijos. “Si no practicas se te olvida y a mí me interesa estar informada. Suelo consultar asuntos sobre enfermedades, plantas y otros temas relacionados con la huerta”.

Maite Olaondo, de Emeki de Hondarribia, recuerda que el curso fue “muy denso y concentrado en poco tiempo”. Ella tenía algo de idea por haber asistido durante dos años a la EPA pero había otras mujeres –en total fueron 35– que partían de un nivel cero. “Internet es una herramienta muy interesante, gracias a ella podemos comunicarnos y también podemos consultar cualquier tema que necesitemos. Yo voy lenta y me gustaría poder desenvolverme mejor en nuestra web, que nos la hizo una empresa, o manejar mejor el blog, que lo creamos en el curso”.

En la sede de Neba-Neba de Sestao no hay conexión a Internet. El local es municipal y el convenio establecido con el Ayuntamiento no contempla este gasto, aunque esta asociación realiza el asesoramiento psicológico y jurídico a mujeres maltratadas o separadas de la localidad. A pesar de todo, Mari Carmen García Urúe y otras 13 socias más realizaron el curso. Se las apañaron para crear su web y ahora alternan los e-mails particulares con las llamadas telefónicas para las convocatorias y los avisos más urgentes. “Nos supo a poco y nos gustaría ampliar conocimientos para ir actualizando la página web”.

Ana María Arrieta Maia, que se define como “jubilada estresada”, le sacó mucho jugo al cursillo. Ella y otras dos socias de la Asociación Guipuzcoana de Mujeres Separadas, que no partieron de cero, actualizaron la web en bilingüe, crearon un blog y entraron en facebook. “A nivel personal me ha sido muy útil –dice Ana María– que se quedó en los estudios básicos y toda su vida profesional fue operaria, dedicada “a hacer ruedas en Michelín”. La parte administrativa de la asociación está cubierta de forma voluntaria por una abogada que domina las TIC. “Entre las socias empleamos el correo electrónico diariamente pero también el teléfono para comunicarnos con quienes no tienen Internet”.

El interés de Montse Barquín Canales –vicepresidenta de la Asociación Etxeko-Andre de Bilbao– por las nuevas tecnologías nació por pura necesidad. Quería encontrar a la “otra familia” que creó su padre en México tras dejar abandonada la de aquí. Olentzero le dejó un ordenador, se apuntó al curso y ahora es ella la que se encarga de contestar los e-mails de la asociación, entre otras muchas funciones. “En el curso no llegamos a lo de las videoconferencias, que era lo que más me interesaba a mí”, se lamenta Montse, quien a sus 68 años no se considera “ni la más lista ni la más torpe”. Ha aprendido a diseñar carteles por su cuenta para informar de las conferencias y de otras actividades que organizan en la sede situada en el Casco Viejo y en la Biblioteca Municipal. El año pasado celebraron los 40 años como asociación.

Asociaciones de Mujeres que participaron en Emakumeak Sarean

AMPEA
Anderebide
Asociación Centro cultural de Mujeres Itzatu
Asociación Cultural Amas de Casa de Alegría-Dulantzi
Asociación Cultural de Mujeres Haizea
Asociación de Mujeres Lagunak
Asociación Guipuzcoana de Mujeres Separadas
Asociación Uztai Belar
Barrikako Emakumeen Hitza Elkartea
Bizilore
Dandai
Ekintza Dasalud
Emeki
Enclave ciudadanas por Getxo
Etxeko-Andre
Hiriska
Kimetz Emakumeen Elkartea
Madalenako alargunak
Neba-Neba
Plan local Santurtzi
Sim Romi
Zabiel
Eskulan Taldea

 

Más información

Euskadi, bien común