Web Emakunde

euskadi.eus

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Emakunde
 

Fecha de publicación: 24/10/2012

Números, palabras y nombres propios

Conclusiones del Congreso Internacional para el Impulso de políticas de igualdad: Números, palabras y nombres propios

Tras tres días intensos en los que más de 400 personas han asistido diariamente a las tres sesiones del Congreso Internacional para el Impulso de Políticas de Igualdad organizado por Emakunde celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao (17, 18 y 19 de octubre de 2012), la secretaria general de Emakunde, Arantxa Elizondo, realizó en su intervención final un resumen de cifras, palabras y frases que bien puede servir de conclusión de lo que ha supuesto el congreso.

NÚMEROS:

Tal y como destacó Elizondo, han sido 3 días, en los que han trabajado en la logística 35 personas, y en los que ha habido 407 personas asistentes, 17 ponentes en 4 plenarios, 4 moderadoras en mesas redondas, 2 conferencias, 66 comunicaciones en 4 paneles, y 4 coordinadoras de sesiones temáticas.

PALABRAS:

Algunas de las palabras que han aparecido una y otra vez en boca de las personas que han participado en el congreso han sido: Crisis, Sinergia, Redes, Alianzas, Consensos, Agenda, Movimiento, Feminismo, Leyes, Normas, Riesgo, Miedo, Violencia, Patriarcado, Misoginia, Responsabilidad colectiva, Laicismo, Fundamentalismo, Democracia cosmopolita, Solidaridad cosmopolita, Cuidados, Buen vivir, Sostenibilidad de la vida.

NOMBRES PROPIOS:

Han pasado muchos nombres propios por el congreso: Representantes institucionales, responsables y técnicas de administraciones de distintos ámbitos, profesoras universitarias y activistas feministas, provenientes de Asia, América del Norte, del Sur, África y Europa. Estas son algunas de las frases e ideas principales

 

 

 

 VIRGINIA MAQUIEIRA, profesora titular de Antropología Social de la Universidad Autónoma de Madrid:

Nos habló de Igualdad de género y sociedad del riesgo. La desigualdad es la base del patriarcado y éste provoca riesgos endémicos para las mujeres. Tenemos la legitimidad moral, normativa y política para luchar por los derechos humanos de las mujeres.

En términos generales se puede considerar que en los análisis e investigaciones la ceguera de género es un denominador común y queda así invisibilizada la experiencia de las mujeres en la dinámica de las sociedades actuales así como las aportaciones del feminismo como caudal teórico y político en el análisis de los sistemas de género como sistemas de poder y desigualdad.

 

 

 

 

AMAIA PÉREZ OROZCO, Economista Feminista, doctora en economía Internacional y Desarrollo por la Universidad Complutense de Madrid:

Nos trajo la sostenibilidad de la vida como el conjunto de necesidades materiales y afectivas de las personas. Hemos de construir un sistema socioeconómico con los cuidados en el centro, nos dijo. También nos preguntó ¿Qué es el buen vivir? ¿Qué es una vida que merece la pena de ser vivida y sostenida?

“Esta crisis no es resoluble en el marco del modelo de desarrollo hegemónico, por lo que deben abrirse dos preguntas: qué es una vida que merece la pena ser vivida y cómo organizarnos para asumir colectivamente la responsabilidad de poner sus condiciones de posibilidad”.

 

 

 

 

GLORIA BONDER, Directora del área de Género, Sociedad y Políticas de FLACSO-Argentina: Nos habló del uso de las nuevas tecnologías y de su análisis.

Estoy en internet, me expreso, pero ¿me escuchan?

Muestro pero ¿comparto?

¿Cuestiono?, ¿propongo?, ¿Creo algo nuevo?

Y sobre todo apeló a que el potencial de la TICs no sea paralizante sino movilizador.

 

 

 

 

WASSYLA TAMZALI, Feminista argelina, escritora y exdirectora de los Derechos de las Mujeres de la UNESCO:

Nos habló de las revoluciones árabes y de la solidaridad cosmopolita. La liberación es una construcción, es la aventura, el poder de saber quiénes somos y que podemos ser cualquier cosa.

“Solas no podemos ser libres. Necesitamos crear redes”.

 

 

 

 

 

CHRISTINE EPOLUKE, Vicepresidenta primera de la Red de Mujeres Ministras y Parlamentarias de África (RDC):

Subrayó el vínculo entre democracia e igualdad. Habló de la necesidades de las leyes. Mujeres limitadas sobre todo lo que hacen, controladas desde la percepción sociocultural de lo que deben ser y hacer.

 Ponencia de Christine Epoluke

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

KATE LAPPIN, Coordinadora regional de Asia Pacific Forum on Women, law and Development (APWLD).

What do you want?, pregunta, y ellas contestan: Acceso a los recursos, Trabajo digno, Paz, Voz: participar en la toma de decisión.

 

 

 

 

 

 

 

LORENA GUADALUPE PEÑA, Diputada de la Asamblea Legislativa de El Salvador:

 Nos contó un ejemplo de alianza izquierda-derecha, de trabajo conjunto, de agenda consensuada entre mujeres. “Me cayó al pelo el feminismo para poder seguir teniendo esperanza”.

 

 

 

 

 

 

ROXANA DELGADO, coordinadora de ONU Mujeres en El Salvador y del Programa Ciudades Seguras para las Mujeres:

Habló de complicidad entre mujeres y de programas que no serían posibles sin el incansable apoyo del movimiento de mujeres.

 

 

 

 

 

 

 PAOLA VILLA, Profesora de Economía en la Universidad de Trento (Italia):

Habló de la igualdad como principio fundamental de la UE, y de dos objetivos: igualdad como justicia social e igualdad como instrumento para la eficiencia económica.

Preguntó: ¿Ha modificado la crisis la agenda de la UE? Sí, la ha apartado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MARÍA BUSTELO, Profesora de Políticas Públicas en la Universidad Complutense de Madrid:

Igualdad en Europa: evolución hacia un enfoque más integrador.

Interseccionalidad: Hay que tener en cuenta no sólo las diferentes desigualdades sino las interacciones entre las mismas.

Y destacó que la “talla única” para todas las desigualdades fomenta la competición entre sectores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ROSA ESCAPA, Presidenta de la Coordinadora Española para el Lobby Europeo de las Mujeres-CELEM:

Fórmula clásica: tres patas del feminismo; triángulo de terciopelo (en palabras de Bustelo) Movimiento de mujeres, Feminismo Académico, Feminismo institucional. Estamos aquí todas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 JOSÉ ANGEL LOZOYA, Miembro del Foro de Hombres por la Igualdad:

Habló de estrategias desde los hombres. Anteriormente era sólo solidaridad en la reivindicación del movimiento de mujeres. Ahora tienen su propia agenda.

 Ponencia José Angel Lozoya

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BEGOÑA SAN JOSÉ, presidenta de la COMPI, Coordinadora de Organizaciones de Mujeres para la Participación y la Igualdad.

Recordó todos los logros y avances en derechos de las mujeres, gracias a la lucha del movimiento feminista organizado.

 

 

 

SHAMS ABDI, Marcha Internacional de mujeres de Túnez:

"El feminismo no está en contra de un partido político concreto, sino en contra de un sistema político, económico y social concreto".

 

 

 

 

 

 

 

 TERESA MALDONADO, Profesora de Filosofía y Activista Feminista en FeministAlde:

"Creíamos que democracia y mercado eran compatibles. Se ha demostrado que no".

 Ponencia de Teresa Maldonado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MARCELA LAGARDE, Antropóloga feminista y actualmente asesora de ONU Mujeres:

"El feminismo es la más importante contribución política de las mujeres a la modernidad. Y es una aportación civilizatoria".

"Las leyes solas no bastan, pero sin leyes no tenemos capacidad para vislumbrar cómo es este mundo de otra manera".

"Las mujeres somos pre-modernas, porque no hemos logrado incorporar la modernidad en nuestras vidas, porque hay muchos obstáculos de los que no quieren que las mujeres seamos parte de la modernidad. Y también somos postmodernas, porque somos críticas de la modernidad. Cada paso que damos es un paso post, porque estamos deconstruyendo la modernidad".

 

 

 

 IDEAS DE LAS SESIONES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Raquel Raposo, Responsable del área de Programas y Formación de Emakunde:

Panel 1: Gobernanza

• El avance hacia el buen gobierno (gobernanza) no es posible si no se da una verdadera incorporación de la perspectiva de género en los procesos políticos.

• Todos los pasos que se den para delimitar objetivos de igualdad, desagregar datos por sexo, medir y evaluar el impacto en mujeres y hombres contribuyen al avance de la gobernanza.

• La presión social del movimiento feminista es fundamental para la aplicación de los instrumentos para el mainstreaming

Carmen Díez Mintegui, Antropóloga y profesora de la UPV_EHU: Panel 2: Empoderamiento y cambio de valores

• Este panel contó con un total de 25 comunicaciones de las cuales 10 se pudieron escuchar en directo. Se vieron temas relacionados con la participación política; problemas en torno a la actividad física y el deporte, especialmente en niñas y jóvenes; también sobre el acceso diferenciado a recursos económicos; o la construcción legal y mediática de las mujeres que solicitan asilo político.

• Hubo un interesante debate, y como conclusión se observan avances en los procesos de empoderamiento, pero también se ha constatado que queda mucho por hacer.

Raquel Royo, Doctora en Sociología y Directora del Master de Intervención en Violencia contra las Mujeres de la Universidad de Deusto:

Panel 3: Organización social corresponsable

Nos hemos acercado a poderosas desigualdades que nos limitan en el ámbito familiar, laboral, personal, pero también a ilusionantes procesos individuales y colectivos de transformación. Necesitamos transformarnos para transformar: Mujeres con tiempo propio y hombres que cuidan. Poner en el centro la sostenibilidad de la vida. Recogemos una voz sabia que dice: “No se puede cambiar el mundo sin molestar a nadie”. Pues entonces, sigamos molestándonos y molestemos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mariola Serrano, Directora de Atención a las Víctimas de Violencia de Género del Gobierno Vasco:

Panel 4: Violencia contra las mujeres

Algunas de las conclusiones del panel fueron:

- Sería conveniente modificar el concepto de violencia de género de la legislación española y adecuarlo a la Declaración sobre la discriminación de la violencia contra la mujer de Naciones Unidas.

- En cuestiones de paz y seguridad internacionales nunca hay que olvidar que la mujer no es una categoría universal, ni comparten la misma experiencia. Las mujeres somos muchas, no una.

- Tenemos la necesidad de incidir en la responsabilidad de los hombres con la igualdad.

- Creemos que el modelo del “laberinto patriarcal” nos ayuda a analizar las dificultades de muchas mujeres maltratadas para salir de una relación abusiva, así como a evaluar el papel de la llamada “fuerza del amor” como conjunto de mitos relacionados con el amor romántico.

- En un escenario sin amenazas, sin miedo, la igualdad avanzaría mucho más rápidamente en la ocupación del tiempo y del espacio público. Para ello, la implicación de las instituciones es fundamental.

HILOS CONDUCTORES DEL CONGRESO:

La agenda de las mujeres es muy parecida en todas partes

Es necesario preguntar a las mujeres, darles voz.

En diferentes momentos, se construyó y ahora hay que proteger, vigilar. (En palabras de Begoña San José: “No podemos conducir el feminismo con piloto automático. Las coordenadas están cambiando”

Es necesaria la vigilancia, y el cumplimiento de las leyes.

Vídeo resumen del Congreso

 

DISCURSO INAUGURAL DE LA DIRECTORA DE EMAKUNDE, MARÍA SILVESTRE:

Egunon,

En calidad de directora de Emakunde – Instituto Vasco de la Mujer del Gobierno Vasco os doy mi más sincera y agradecida bienvenida, a todas las personas que de una manera u otra participáis y hacéis posible este Congreso Internacional para el impulso de políticas de igualdad de mujeres y hombres “Reflexiones y estrategias en contextos de crisis, redes e innovaciones”: asistentes, comunicantes, ponentes, moderadoras y personal técnico.

Emakunderen izenean, bere zuzendaria naizen aldetik, ongi etorria eman nahi dizuet Nazioarteko kongresu honetan parte hartuko duzuen guztiei. Hizlariak, entzuleak, moderatzaileak, komunikazioren bat aurkeztu behar dutenak… Denon artean egiten dugu posible gaur hastea “Emakumeen eta gizonen arteko berdintasunerako politikak bultzatzeko Nazioarteko Biltzarra: Gogoetak eta estrategiak krisi, sare eta berrikuntzen testuinguruetan.

Eskerrik asko benetan denoi.

ONGI ETORRIAK, BENVIDOS/AS, BENVINGUTS/DES, WELCOME, BIENVENUES, BENVENUTI,

La semana pasada estuve en México, en el Seminario de Estadísticas de Género que se celebra desde hace trece años en Aguascalientes. Allí tuve la oportunidad de escuchar la conferencia magistral de la profesora de Economía Lourdes Benería y me resultó tan inspiradora que le dije a Lourdes que la iba a citar en este discurso. Ella me comentó que si así lo hacía, os trasladara sus saludos y su pena por no poder acompañarnos estos días. Dicho y hecho.

Lourdes Benería habló sobre la seducción del feminismo durante el neoliberalismo y afirmó que el periodo neoliberal ha demostrado que el sistema puede promover muchos aspectos de la igualdad de género, pero dentro de unos límites marcados siempre por profundas desigualdades sociales.

No deja de ser bastante cierto y, a la vez, inquietante que muchos de los logros alcanzados por el movimiento feminista en los países capitalistas desarrollados convivan con importantes desigualdades sociales o incluso se edifiquen sobre ellas, pensemos, por ejemplo, en la estrategia que nuestra sociedad ha articulado para garantizar el cuidado y el trabajo doméstico: en muchos hogares se sostiene gracias a la entrada de una persona que generalmente es una mujer, y en nuestro contexto más cercano inmigrante, que realiza un trabajo poco remunerado, menos reconocido y muchas de las veces, no regularizado.

La actual crisis económica y financiera que padecemos en muchos países denominados desarrollados, está impulsando a los Estados a establecer medidas de ajuste y de recorte que no solo no favorecen la igualdad entre mujeres y hombres, sino que agravan las desigualdades sociales y ponen en riesgo gran parte de los logros conseguidos tras importantes luchas y reivindicaciones, limitando también el ejercicio efectivo de algunos derechos sociales y laborales.

La mayoría de los gobiernos cae en el terrible error de considerar las políticas de igualdad como medidas de lujo, superfluas y prescindibles. Pero las políticas de igualdad no son un gasto superfluo en la gestión pública, sino una inversión imprescindible y un esfuerzo ético necesario para garantizar derechos humanos largamente reivindicados.

La actual respuesta a la crisis económica solo trae la extensión de la precariedad, hasta el punto de que el economista británico Guy Standing habla con gran acierto del “precariado” para referirse a una emergente nueva clase social, que incluye no solo a la gente más pobre sino también a gran parte de las clases medias. Seguro que si profundizáramos en el perfil sociológico de este nuevo concepto, podríamos hablar de la feminización del precariado.

¿Dónde podemos encontrar referentes para salir de la crisis? Hay quienes nos dicen que miremos a los países latinoamericanos que lograron salir de las terribles crisis económicas y también financieras de los ochenta, y sí, es cierto que son de alabar sus movimientos sociales y la generación de redes en toda la región, redes como las de las asociaciones de mujeres que tanto a nivel social como político han podido promover legislaciones a favor de la igualdad de mujeres y hombres y se ha generado un tejido social y político sensible a las situaciones de discriminación por razón del sexo. Sin embargo, también en estas sociedades perviven, frecuentemente, de forma obscena tremendas desigualdades sociales.

Si echamos un vistazo al mundo, no podemos pasar por alto agresiones severas como mujeres asesinadas, violadas, lapidadas, mutiladas genitalmente, o envenenadas o tiroteadas por ir a la escuela, como Malala. Acciones que se justifican desde la cultura o la religión. No se trata de caer en el etnocentrismo, sino de velar por el cumplimiento universal y generalizado de los derechos humanos, esa debe ser la línea a no traspasar.

Ya sé, no son buenas nuevas: que si vulneración de derechos humanos, que si desigualdades sociales persistentes, que si precariedad generalizada, que si todo ello con mayor coste para las mujeres. Pero tengo que daros, quiero daros una buena noticia: los momentos de crisis son momentos de oportunidad, de cambio. Para ello tenemos que estar atentas, vigilantes, expectantes, motoras y promotoras de un nuevo modelo social que garantice una organización social corresponsable desde la que se construyan nuevas definiciones sociales y culturales, abiertas, no constreñidoras, de lo que significa ser mujer, ser hombre o ser lo que cada quien quiera ser, desde la igualdad de oportunidades y la verdadera y plena libertad de elección individual.

¿Difícil? Sí, desde luego, pero ninguna revolución ha sido fácil, no lo ha sido tampoco la revolución feminista, inacabada aún, revolución que nace de una manera diferente de pensarnos a nosotras mismas, a nuestros entornos y nuestras relaciones.

Las personas tenemos la suerte de poder aprender a lo largo de toda nuestra vida, de socializarnos y resocializarnos, de deconstruirnos y volvernos a construir. Construyamos pues una nueva sociedad basada en nuevas identidades que respeten la diversidad y apuesten por la igualdad.

La desigualdad entre mujeres y hombres es una realidad universal que se da en todas y cada una de las sociedades y se manifiesta en diferente grado y manera, con lo que el avance hacia sociedades más igualitarias en determinados lugares supone un empuje y una inspiración para otros. Hablamos de intercambio de experiencias en todos los sentidos, de Latinoamérica a Europa, de Europa a Asia, de África a Latinoamérica y viceversa. Aprendiendo todas de todas, generando redes y alianzas que nos permitan reforzar nuestros postulados y ser poderosas allí donde los defendamos, porque siempre podremos decir que no estamos solas, que hay muchas mujeres y hombres apoyando y luchando por los principios y la realidad de la igualdad de oportunidades.

Dejadme que acabe con dos frases que me traje también del Encuentro en México: “se vale copiar” y “al escuchar corremos el riesgo de aprender”. Espero que este Congreso nos permita copiar, escuchar y aprender muchas buenas prácticas y nos engrandezca como personas que luchan por alcanzar sociedades más igualitarias, más justas, en suma, sociedades que aspiran y buscan imparablemente y a veces arriesgadamente el bien común.

Eskerrik asko. Kongresu honetan denek erakutsi eta aldi berean ikastea espero dut. Mila Esker.

Euskadi, bien común